Inicio > Documentos

Memoria 2013: Tapachula, Chiapas

Tapachula, situada en la región del Soconusco es una ciudad de las más sobresalientes
económicamente. Pero esto no restó en absoluto la demanda de atención médica
gratuita de gran número de tapachultecos que habitan en las comunidades de la zona
baja próximas a la ciudad.
La situación más deplorable desde el punto de vista sanitario en cuanto a higiene,
hábitat y situación socio-económica, se encontró en las comunidades de la zona alta,
en su mayoría indígenas. La mayor parte de la población trabaja en los cafetales con
sueldos mínimos, que difícilmente les alcanza para alimentarse a base de harina y
frijoles. No tienen fácil acceso a los centros de salud y aunque pudieran asistir al
hospital no disponen de medios económicos para su desplazamiento.

MME Veracruz

Memoria 2012: Chilapa, Veracruz Ignacio de la Llave

Durante esta misión se presta asistencia médico-humanitaria a una
población joven (principalmente mujeres y niños) que vive en
pequeños núcleos próximos entre sí.
Al ser un grupo numeroso nos permitió abarcar varios campos de atención, no sólo el de
atención médica, sino también la formación, educación y apoyo a los diferentes
colectivos.

IMG_1408 (Copiar)

Memoria 2011: Chilapa, Veracruz.

La Asociación Misiones Médicas Salamanca llevó a cabo su 6ª edición médico-educativa en el municipio de la Perla, ubicado en la zona centro y más alta del estado de Veracruz, en México.
En las faldas del volcán Pico Orizaba se sitúan numerosas comunidades indígenas con una situación socio-económica muy pobre y una población infantil muy numerosa. La Perla es el Municipio con el mayor porcentaje de pobreza y marginación del estado de Veracruz. Gran parte de las comunidades no cuentan con servicios de agua potable, alcantarillado, ni saneamiento.
Las viviendas de las zonas visitadas tienen, en su mayoría, el piso de tierra y muchas de ellas constan de una sola habitación donde se cocina con leña en el mismo suelo. Si a esto añadimos el hecho de no poseer instalaciones sanitarias ni agua potable, podemos hacernos a la idea de las condiciones en que viven estas personas.

Muchos de los niños, con edades comprendidas entre los 6 y 14 años, no asisten a la escuela, en la mayoría de los casos por irresponsabilidad de los padres, que cambian las horas de formación de sus hijos por cualquier trabajo mínimamente remunerado.
Los desplazamientos a los pueblos y rancherías del grupo de misioneros se hicieron cada día en camioneta desde el Centro Misionero, donde se cargaban diariamente los medicamentos necesarios para la jornada.